domingo, noviembre 23, 2008

ABBA y el sonido de mi hogar

'Heno de Pravia es el aroma de mi hogar' sonaba el 'jingle' de aquel antiguo anuncio en que una madre, oliendo el jabón de su hija, recordaba su propia niñez. Hoy el sonido de ABBA, el que fuera mi grupo favorito durante la adolescencia, ha llenado el ambiente de mi hogar.

Pero no era un ejercicio de nostalgia, un rebuscar melancólico entre los sonidos del pasado. No. Se trata de que, supongo que a raíz del musical 'Mamma mía' y la película del mismo nombre, ABBA vuelve a estar de moda y los jóvenes de hoy descubren al legendario grupo sueco. Y entre estos jóvenes, se encuentra también mi hija que ha escuchado entusiasmada 'Dancing Queen', 'Chiquitita', 'I have a dream' y demás.

Ayer, por una extraña coincidencia que ahora no sé explicar, busqué a ABBA en Youtube. Y allí pude ver el vídeo de la interpretación de 'Waterloo' que le valió a ABBA la victoria en 1974 en el festival de Eurovisión, cuando este festival era realmente algo importante. Allí pude admirarme de hasta qué punto los estilos han cambiado y cómo aquella actuación, que en aquel momento resultó casi, casi, provocativa, con aquellos colores chillones, las enormes alzas y el director de orquesta vestido de Napoleón hoy, sin embargo, resulta extremadamente inocente, simple hasta casi lo patético. Una actuación que, sin embargo, le valió la victoria eurovisiva y encumbró a ABBA a la fama mundial.

Y hoy ha vuelto el sonido de ABBA, como el aroma de Heno de Pravia, a llenar mi hogar. Hoy he recordado las viejas canciones casi olvidadas. He rememorado cuando esa música era realmente algo especial y he visto, con una sonrisa solapada, cómo empieza a significar algo parecido para mi hija, apenas una pre-adolescente.

Y he pensado que ese sonido es una especie de nostálgica metáfora acerca del paso del tiempo y un melancólico recordatorio de cuánto cambian algunas cosas...y qué poco cambian otras...


Mundo Azul

2 comentarios:

Jésvel dijo...

Sí, Ignacio, si es que nos estamos haciendo mayores... Ya sabes, la fama, como El Almendro, vuelve a casa...

igrgavilan dijo...

Algo así debe ser, si... :-) :-) :-)