domingo, octubre 18, 2009

He vuelto al padel

Después de estar más o menos dos años en el dique seco, por razones, como suele decirse, ajenas a mi voluntad, he retomado recientemente la práctica del padel, un deporte que supuso para mi un descubrimiento de diversión, una forma sencilla y de bajo riesgo de recordar lo que era competir y de volver a gozar de la sana camaradería que suele rodear a la práctica deportiva.

Disfruto mucho, sí pero... ¿ he dicho bajo riesgo ? Mi cuerpo parece no estar muy de acuerdo y empieza a negarse a acompañarme en el goce. Quizá por un exceso de entusiasmo en el esfuerzo, o quizá por un exceso de años que, digan lo que digan, pesan tanto o más que los kilos, el caso es que acumulo dolores, cardenales, rasguños, pequeñas lesiones. Me duele el hombro por intentar hacer un derroche en algunos mates; me duelen la cadera y la muñeca por un par de caídas casi consecutivas; tengo un tirón en el muslo por intentar una volea imposible...

He vuelto al padel.

¡Ay! ¡Cómo disfruto !

Mundo Azul

4 comentarios:

Jésvel dijo...

Despacio, Ignacio, despacio, que hay que ir poco a poco.

igrgavilan dijo...

Ya, ya, es que tenía 'mono' de padel y no me pude contener... :-)

El éxodo dijo...

Pesan los kilos, sin duda. La jodida manzana de Newton no perdona. Ahora bien, eso de que pesan los años, bueno, a unos más y a otros menos. Yo creo que pesa sobre todo el sedentarismo. He corrido con tipos de 70 y más que tras un ratito de charla me han dicho "hasta luego". "Je, je -me he dicho- ya se queda atrás el abuelete", justo antes de ver alejarse su culo hacia la meta. Yo, a causa de una lesión, he estado casi dos años sin prácticar carrera de fondo. Comencé en febrero: patético. Un día un tipo barrigón y que debía rondar los 70, mientras yo hacía como que corría, me adelantó andando. Nueve meses después hauy tardes en que vuelo -para mi volar es hacer el kilómetro en cuantro minutos y medio. Así que, poco a poco, como dice Jésvel. Y perseverancia.

Abrazos.

igrgavilan dijo...

Si, Rafa. Yo tambien he conocido y visto 'abueletes' (dicho con cariño) que te dejan en ridículo a la mínima. De todas formas, yo he mantenido un nivel deportivo aproximadamente constante desde hace muchos años (tambien es cierto que no demasiado alto) y el declive de los últimos años yo creo que se explica principalmente por temas de edad. :-(

Aunque, eso sí, se pudiera vencer el sedentarismo, la pendiente supongo que sería mucho más suave.

¡ Ay qué pena, penita, pena ! :-)