domingo, enero 25, 2009

Voces de esperanza

Este martes 20 de Enero, Barack Obama ha asumido la presidencia de los Estados Unidos y, de alguna manera, un papel director de todo el futuro mundial. Barack Obama culmina así un proceso en que ha recogido las ansias de regeneración y de cambio de la población americana, y la esperanza de una América mejor, de un mundo mejor. Barack Obama ha logrado simbolizar, no sólo en Norteamérica sino, creo, en todo el mundo, la posibilidad de un futuro mejor, la fe en nuestras posibilidades. Ha sido una voz de esperanza. "Yes, we can" (sí, podemos) nos dice esta voz.

No recuerdo un fenómeno similar en la España que he conocido aunque, quizá, la ilusión de la Transición o el entusiasmo de una buena parte de la población española cuando el PSOE alcanzó el poder en 1982 a caballo del motivador mensaje de "el cambio" puedan asemejarse un tanto.

Lo que sí me viene a la memoria como un mensaje similar de fe y esperanza, un mensaje con repercusión planetaria, es el discurso del 16 de Octubre de 1978 de Karol Wojtyla, cuando, recién investido como Juan Pablo II, gritó a los cuatro vientos desde el balcón del Vaticano "No tengáis miedo". Otro mensaje, otra voz de esperanza.

Las dificultades, los errores, las decepciones pueden estar en el equipaje de los líderes que se fueron...y aguardan a los que llegan.

Pero aún así, necesitamos a estos líderes. Porque nos asustan el futuro y la incertidumbre, y porque dudamos de nuestra capacidad de hacer un mundo mejor, necesitamos a estos líderes, a estas voces de esperanza que nos dicen que podemos y que no tengamos miedo.

Mundo Azul

5 comentarios:

Lola Mariné dijo...

Sí, la verdad es que lo de Obama, eomocionalmente, me recordó a lo de Felipe en el 82, que vivi en primera persona y muy intensamente.
Aunque lo de EEUU ha tenido mas repercusión por ser la primera pontencia mundial.

Jésvel dijo...

Sí, al mundo le hace falta optimismo. ¡Esa es la mejor contribución de Obama!

igrgavilan dijo...

Gracias,Lola y Jésvel.

En el caso de Obama, ahora le toca la parte más compleja: responder a las expectativas creadas. Y creo que lo va a tener muy, muy difícil, tanto porque la situación mundial está 'muy enredada' como porque las expectativas que ha creado son tal altas que, incluso en tiempos de bonanza, sería muy difícil estar a la altura de las mismas.

winfried dijo...

Por fin se fue BUSH.. y sus secuaces!!

Primo y ese milagro hablando de politica?

igrgavilan dijo...

Winfried, es que esto que comento no es exactamente política o, al menos, no es posicionamiento político.

De hecho no intento decir si estoy de acuerdo o no con la política de Obama, o con la de Felipe González o con la que se aplicó en la Transición española o con el pontificado de Juan Pablo II (de hecho, poca gente estará completamente de acuerdo con todos ellos o complertamente en desacuerdo).

Lo que quiero destacar es que todos ellos, en algún momento, portaron una voz de esperanza y consiguieron transmitir esa esperanza a una parte importante de la sociedad. Luego, todos ellos decepcionaron a algunos y contentaron a otros (salvo Obama al que apenas le ha dado tiempo a nada). Pero lo que sí es cierto y considero un rasgo de liderazgo es esa capacidad para generar ilusión y confianza.