domingo, febrero 01, 2009

Cadenas y memes

La cadenas y los memes son dos prácticas habituales en Internet que, de alguna manera, buscan 'hacer correr la voz', forzar en cierto sentido la viralidad propia del medio.

Cuando hablo de cadenas me refiero, supongo que se entendía, a las cadenas de correos electrónicos. Esas en que alguien te manda un mensaje (muchas veces con una presentación adjunta) en que te pide que, de alguna forma, le prestes atención y luego lo reenvíes a tus contactos. Diría que existen dos variantes. En la primera, simplemente, se pretende comunicar algo que se considera importante. Suelen ser mensajes bienintencionados que nos hablan de valores a difundir, o de ayudar a alguien en concreto o, quizá, nos advierten de algún peligro (como, por ejemplo, un virus). Llamaré a estas cadenas, las 'cadenas informativas'.

Otras cadenas, probablemente las más típicas, y que llamaré 'cadenas del premio/castigo' te pueden hablar o no de grandes valores pero al final, lo que te vienen a decir es que tienes que difundir ese mensaje. Si así lo haces, seras bendecido con gracias increíbles y, en caso contrario, maldito y aquejado de mil calamidades.

Las cadenas, en general, y con algunas escasas y honrosas excepciones, me resultan molestas y, en su mayor parte, considero que son un modo de desperdiciar nuestro tiempo y los recursos que nos ofrece Internet. Pero hay cadenas de las informativas que, realmente, cumplen alguna tarea útil y, sobre todo, suelen ser bienintencionadas. Aún así, les hago poco caso y raras, muy raras veces, las continúo.

Las otras cadenas, las del premio/castigo son, como mínimo tontas y, presumiblemente, malintencionadas. El único objetivo que se me ocurre es el de servir de medio de difusión de virus o de recopilación inadvertida de información. A este tipo de cadenas, por supuesto, no les hago ningún caso ni reenvío ningún correo.

La última variante de esta viralidad inducida, serían los memes, cuyo soporte no es el correo electrónico sino los blogs. En los memes, se propone un tema, cuestionario o instrucciones y se le pide a unos cuantos seguidores o visitantes habituales de tu blog que cumplimenten el cuestionario o sigan las instrucciones y luego nominen a otros visitantes de su blog a hacer lo mismo.

A los memes les encuentro un valor meramente lúdico y creo que tienen dos ventajas, respecto a las cadenas de correo electrónico: la primera, que no son intrusivos, puesto que no invaden tu inbox: simplemente, se escriben en el blog del que quiere difundir el meme...y si no visitas el blog origen, ni siquiera te enteras. Por otro lado, se suelen dirigir a un número muy pequeño de destinatarios y, normalmente, de cierta confianza del que propone el meme. En ese sentido, creo que consumen menos recursos técnicos como ancho de banda, almacenamiento, etc aunque sí pueden consumir el tiempo útil de las personas. No percibo en ellos mala intención aunque quizá, sí puedan perseguir una cierta notoriedad artificial en internet (ganar visitas y enlaces). Debo decir que no es una práctica que me resulte cercana, pero no me parece tampoco dañina y supongo que puede ser divertida. Aún así, nunca he iniciado un meme...y no creo que lo haga.

Lo cierto que es que, hasta hace poco, ni siguiera había sido destinatario de un meme (o no me había enterado). Pero recientemente, sí me han 'nominado' para seguir un meme. Y como percibo únicamente un aspecto lúdico y conozco, bien que virtualmente, a la fuente, voy a proceder seguir las instrucciones del meme. Eso sí, no voy a nominar a nadie para que lo siga.

Condición: ser padre/madre: La cumplo.

Instrucción 1- Indicar la fuente: Bien, me ha nominado Jésvel, fiel seguidor de este blog.

Instrucción 2- Decir algo que no publicaría en mi blog: Pues, como se indica en el Manifiesto azul intento evitar cualquier opinión o, más bien, posicionamiento explícito, en cuestiones de política o religión así como contenidos soeces.

Instrucción 3- Indicar algo que aparece siempre en mi blog: El color azul...

Instrucción 4- Pasar el meme a otros 5 blogs Mmmm. Esto, como he dicho más arriba, prefiero no hacerlo. Pero, eso sí, si a cualquiera de los visitantes de este blog le apetece seguir el meme, ya sabe las instrucciones...

Mundo Azul

7 comentarios:

Lola Mariné dijo...

Personalmente me desagradan los correos-cadena porque me parecen una forma de captar emails y porque me resulta molesto cuando es moralista o amenazante (si no lo reenvias), en la mayoria de los casos ni siquiera los abro; solo cuando vienen de alguien conocido o que me lo recomienda especialmente.
En cuanto a los memes, no me molestan tanto, pero tampoco me entusiasman.
(Soy "culpable" del que te ha llegado de Jesvel, jejeje....yo se lo pasé a él)

igrgavilan dijo...

Era consciente de tu culpabilidad, Lola :-) :-). Ya lo había visto en tu blog :-) :-)

Jésvel dijo...

Gracias por tu deferencia, Ignacio. Creo que has hecho bien en no continuar el meme, dado lo que explicas al respecto. Si te digo la verdad (creo que Lola lo sabe bien y por eso me lo pasó), ha sido un medio para decir a todos (y no sólo a las féminas) que la maternidad es sublime, pero la paternidad no lo es menos.

Sólo por eso acepté el "premio" y continué el "meme". Por eso y por deferencia a Lola.

En cuanto a las cadenas estoy contigo y con Lola, de hecho casi no recibo mail porque, como yo no mando, la gente tampoco me manda a mí (cosa que agradezco), salvo cuando de veras quieren enviarme un mensaje. Claro que entonces ya no es una cadena.

María Narro dijo...

antes me daba 'miedo' tirar a la papelera un correo-basura, ya no.... me acostumbré. Y los memes son una forma de conocernos más, pero de este me libré ;)

un beso.

igrgavilan dijo...

Gracias, Jésvel.

Está muy bien la reivindicación de la paternidad. Para causas como esa se puede decir que París bien vale un meme...esteeee una misa :-).

Con lo que no sé cómo te las arregas es con las cadenas de mails, porque yo no las sigo y, sin embargo, recibo muchas...aunque va un poco por temporadas.

igrgavilan dijo...

María,

la verdad es que, a pesar de aspectos sospechosos' yo no suelo tirar directamente a la basura los correos idem, aunque, desde un punto de vista de seguridad es mejor hacerlo (a veces, cuando son 'muy sospechosos', sí que los borro sin abrir siquiera).

Jésvel dijo...

Sencillamente, por sistema,no sigo las cadenas. Sólo esporádicamente envío algo, pero nunca con aquello de "envía esto a". si es necesario edito el pps para quitarlo.